Dieta para perder peso en verano

El culto al cuerpo y la preocupación por la apariencia física viven su momento álgido con la llegada del verano. El calor, el mayor número de horas de luz y la posibilidad de disfrutar al aire libre nos invitan a relajar nuestra vestimenta y exponer nuestra piel al sol. Afloran entonces las inseguridades y los complejos. Es por eso por lo que muchos hombres y mujeres se deciden a ponerse a dieta para perder peso al final de la primavera. Un plan nutricional hipocalórico y una rutina adecuada de ejercicio físico son las claves para conseguirlo. En algunos casos, las pastillas para adelgazar pueden ser el complemento ideal para eliminar esa grasa sobrante y aumentar el rendimiento del tándem dieta-deporte.

 

Dietas para adelgazar

 

Aunque las pautas anteriores puedan parecer muy sencillas, en realidad no lo son tanto. El primer escollo es cómo elegir la dieta más adecuada para cada caso. En general, tendemos a dejarnos llevar por los dictados de la publicidad y los medios de comunicación no especializados. Conocemos decenas de nombres de planes de alimentación y nos bombardean periódicamente con otros tantos nuevos. En medio de tantas etiquetas, a veces perdemos la perspectiva de los pros y contras de cada uno de ellos. La Atkins, la PronoKal, la del sirope de arce, la Scarsdale o la de puntos son solo algunos ejemplos de las más célebres. Pero antes de lanzarse a hacer una dieta, es necesario tener en cuenta algunos puntos.

 

Una dieta para adelgazar no debe ser sinónimo de un plan de pérdida de peso exprés. De hecho, los regímenes que prometen resultados a muy corto plazo suelen tener como única consecuencia un mayor porcentaje de efecto rebote. Es importante buscar una dieta equilibrada en la medida de lo posible, incluyendo alimentos pertenecientes a los principales grupos nutricionales. A pesar de los dictados de los métodos radicales para perder peso, el restringir nuestra alimentación a una categoría de nutrientes o a un único producto puede tener graves repercusiones en nuestro organismo. Si bien el rendimiento de tales fórmulas es espectacular en un primer momento,  pueden terminar alterando nuestro metabolismo. El único secreto de las dietas para adelgazar debe ser el control sobre el número total de calorías ingeridas sin llevar a cabo grandes renunciar desde el punto de vista nutricional. La fruta y la verdura, así como los cereales, son elementos claves en dicho proceso. La fibra que contienen es esencial para purificar el organismo, al igual que lo es beber mucha agua. Salir a caminar durante al menos 30 minutos al día o apuntarse a alguna actividad deportiva nos ayudará a quemar grasas y acelerar el metabolismo. Las personas con problemas graves de sobrepeso suelen experimentar mayores dificultades a la hora de conseguir resultados, por lo que pueden necesitar un complemento en forma de pastillas para perder peso. Un nutricionista o médico generalista sabrá asesorarnos a la hora de adelgazar.


comentarios Comentarios publicados en :


Actualmente no ha ningún comentario publicado


comentarios Escribe un comentario en la sección :