Planificar una dieta

El Objetivo de esta guía es ayudarte a planificar una dieta sencilla y práctica, te daremos unos breves consejos fáciles de seguir. Conocer un plan de alimentación implica compromiso, responsabilidad y planificación. Estas palabras pueden sonar muy restrictivas pero es parte de una vida de equilibrio, sin extremos.

 

Siempre se requiere que este plan sea personalizado, somos seres individuales, pero hay aspectos generales que hemos de llevar a cabo para no solo conseguir un objetivo, sino mas bien poderlo mantener con tranquilidad.

 

1. ESTABLECE TUS OBJETIVOS.

 

El principal ha de ser la salud, es parte de lo que somos. En muchos de nosotros esto tiene que ver con el objetivo de controlar el peso corporal y reducirlo. Esto se ha de hacer a expensas de reducir la grasa. No se trata de perder masa muscular o agua, sino deshacerse de la grasa. Este es un proceso lento, no se puede hacer en dos días, no se evapora por arte de magia. Por lo tanto olvídate de perder 5 kg. a la semana.

 

Hay que plantearse metas razonables a la hora de planificar una dieta, saludables y ¡Reales!. Lo normal es perder como medio kilo a la semana. El cambio de hábitos es parte esencial de estos objetivos. Tenemos que identificar los errores y corregirlos de forma progresiva para que sea efectivo el mantenimiento de los objetivos. Lo ideal es ponerse un objetivo concreto y esforzarse por conseguirlo, si nos ponemos muchos a la vez es probable que nos sintamos abrumados y no consigamos ninguno. Algunos de ellos pueden ser:

• Consumir 3 piezas de fruta

• Reducir las porciones

• Beber 2 litros de agua repartidos

• Hacer deporte de forma saludable y sostenida

• Sustituir la leche por bebidas vegetales

• Comer 5 veces al dia

• Comer despacio

• Disfrutar de cada comida

• Control en los aperitivos

• Aprender a cocinar de forma saludable.

 

2. DETERMINA TUS PLAZOS.

 

Establece una fecha para iniciar tu plan nutricional y fechas concretas para evaluar tus progresos. ¿Cuándo iniciarlo? Cuando nos sintamos motivados. ¿Cuándo evaluarlo? Debería ser un control semanal del peso y de los hábitos, cuando hayas alcanzado distintas metas, lo podemos espaciar. Cada uno tenemos un ritmo y no deberíamos compararnos con otros.

 

3. FIJATE HORARIOS DE LAS COMIDAS.

 

Cada comida tiene su horario. Asignemos cada uno a su lugar teniendo en cuanta nuestro estilo de vida y respétalo. Esto significa:

• Desayunar bien. Comer bien. Cenar bien. Entre comidas tomar algo de fruta.

• No picotear chucherías, snaks y similares

 

4. COME EN LUGAR QUE CORRESPONDE.

 

Delante del ordenador, en el coche, en el sofá, en la cama o caminando no son buenos lugares. Debemos intentar que sea un lugar adecuado y tranquilo, evitando a ser posible la televisión y las conversaciones estresantes o de mucho calado. Hacer del momento de comer una ocasión placentera y agradable. 5. PIENSA EN EL MENU Si dedicas unos minutos puedes planificar toda la semana, quizás en los anuncios de una película. Si cuentas con un plan de un nutricionista lo tienes resuelto, de lo contrario unos minutos harán maravillas:

• Te ahorrará tiempo ¿qué cocino hoy?

• Evitará la improvisación. Esta suele llevar a comer alimentos de mas calorías y de peores valores nutricionales

 

6. PLANIFICA LAS COMPRAS

 

Si te has hecho tu menú semanal puedes ir con tranquilidad de compras porque llevarás en general una lista, intenta no salirte de ella. No incluyas mas de uno o dos alimentos de los que hubieras planificado. Intenta respetar esa lista que has planificado con la mente y no con los ojos o por los olores. Ve siempre con el estomago lleno, sino corres el riesgo de que compres lo que sabemos que es poco recomendable.

 

7. TENER UN BOTIQUIN DE URGENCIAS

 

Debemos intentar no tener alimentos ricos en calorías y sustituirlos por aquellos bajos en calorías que nos van a beneficiar en momentos de crisis o de ansiedad, tales como: Infusiones, yogures light, frutas frescas, tortitas de arroz o maíz…etc.

 

8. CONTROLEMOS EL PESO.

 

El peso es indicador mas usado para saber nuestra evolución, sobre todo si deseamos perder unos kilos. Hemos de seguir:

• Hazlo una vez por semana, a la misma hora y con la misma ropa

• Utiliza la misma bascula

• Regístralo para ver gráficamente tu evolución

• No pesarnos inmediatamente al finalizar el ejercicio, hay perdidas de líquidos que recuperaremos rápidamente

• Medirnos la cintura

• Intentar controlar la grasa corporal

 

9. REGISTRA LAS COMIDAS


Si registramos las comidas veremos fácilmente cuales son nuestros hábitos, veremos cuanto nos ajustamos el menú real al ideal, identificaremos los momentos de ansiedad o de mas hambre. Intentemos que sea detallado.

 

10. SE FELIZ.

 

Debemos procurar ser feliz en el proceso de aprendizaje, a la hora de establecernos unos objetivos. Hemos de querernos y sentir que el cuidarnos a nivel nutricional es una evidencia de amor. Queremos vernos mejor por dentro y por fuera, por ello siempre hemos de pensar que comer es un placer que disfrutar. Nunca tener sentimientos de culpa Si te pones manos a la obra, si trabajas en ello un poco todos los días alcanzarás fácilmente tu objetivo y tus resultados serán obvios. Habrás conseguido establecer un buen patrón nutricional.


comentarios Comentarios publicados en :


CICEDUBBIFE el 09/08/2011:

Si, probablemente lo sea


comentarios Escribe un comentario en la sección :